Área Ambiental

Vol 12 Número 1 del 2021
DOI: https://doi.org/10.22490/21456453.3826

EVALUACIÓN TOXICOLÓGICA DEL AGUA Y LOS SEDIMENTOS EN EL EMBALSE LA FE, COLOMBIA

TOXICITY ASSESSMENT OF WATER AND SEDIMENT SAMPLES IN LA FE RESERVOIR, COLOMBIA

*Amaringo, F1; Molina, F1

1Grupo de Investigación en Gestión y Modelación Ambiental GAIA, Escuela Ambiental, Facultad de Ingeniería, Universidad de Antioquia UdeA, Calle 70 No. 52-21, Medellín, Colombia.
fredy.amaringo@udea.edu.co , 1francisco.molina@udea.edu.co
*Autor de correspondencia

Recibido:27/05/2020
Aceptado: 10/08/2020

RESUMEN

Contextualización del tema: la calidad del agua de los embalses destinados al tratamiento y suministro de agua potable se debe monitorear mediante análisis de toxicidad del agua y sedimentos, ya que los sedimentos pueden actuar como fuente de contaminantes orgánicos, de tal forma que durante procesos de mezcla y transporte estos contaminantes pueden quedar disponibles en los ecosistemas acuáticos.

Vacío de investigación: debido a que estos contaminantes esta en el orden de trazas, se hace necesaria la utilización de metodos de muestreo pasivo que permitan la acumulación de compuestos hidrofóbicos en dispositivos de membranas semipermeables (SPMDs) para la posterior evaluación.

Propósito del estudio: en este estudio, se evaluó la toxicidad de extractos dializados de muestreo pasivo tipo SPMD y de sedimentos, mediante ensayos Microtox®, usando la bacteria Vibrio fischeri.

Metodología: los 24 extractos analizados se obtuvieron a partir de dispositivos de membranas semipermeables (SPMDs) previamente desplegadas durante 21 días en seis estaciones en el cuerpo de agua del embalse La Fe, Antioquia, durante cuatro campañas de muestreo. Los extractos se sometieron a ensayo mediante el Microtox Basic Test. La evaluación del potencial de toxicidad del sedimento del embalse se analizó de igual forma en 12 muestras, mediante ensayos de toxicidad aguda con Microtox®, aplicando el protocolo Solid Phase Test (SPT). Asimismo, se determinaron los parametros fisicoquímicos del agua pH, temperatura, conductividad eléctrica, oxígeno disuelto y turbidez.

Resultados: los resultados de los ensayos mostraron que los extractos de SPMD recolectados en el cuerpo de agua no presentaron toxicidad, mientras que los elutriados de sedimentos presentaron una toxicidad moderada o baja.

Palabras clave: contaminantes; calidad del agua; sedimentos; toxicidad aguda

ABSTRACT

Contextualization: To guarantee the quality of the water in the reservoirs destined to the treatment and supply of drinking water, toxicity analyzes of the water and sediments must be carried out periodically, due to its can be reservoirs of the organic pollutants that during remobilization processes could make those available in the aquatic ecosystems.

Knowledge gap: Because these contaminants concentrations are found in traces (ng/L), it is necessary to use passive sampling methods that allow the accumulation of hydrophobic compounds in semi-permeable membrane devices (SPMDs) for subsequent evaluation.

Purpose: The purpose of this study was to evaluate the toxicity of samples from SPMD-type passive sampling extracts and sediments by the use Microtox® assays using the Vibrio fischeri bacteria.

Methodology: The 24 extracts used in the trial were obtained from semi-permeable membrane devices (SPMDs) previously deployed for 21 days in 6 stations located in the reservoir of the La Fe, Antioquia, in four sampling campaigns. The extracts were tested by Microtox Basic Test medium. The evaluation of the toxicity potential of the reservoir sediment was also analyzed by means of acute toxicity tests with Microtox® applying the Solid Phase Test (SPT) protocol as well as the physicochemical parameters of water such as pH, temperature, electrical conductivity, dissolved oxygen and turbidity.

Results and conclusions: The results of the toxicity tests indicate that the analysis of the extracts of SPMD collected in water reservoir La Fe does not present toxicity, while those fed by sediments presented moderate or low toxicity.

Keywords: water quality; acute toxicity; sediments

RESUMEN GRÁFICO

Figura 1

Figura 1

Fuente: autores

1. INTRODUCCIÓN

La evaluación de la toxicidad representa una herramienta fundamental en el control y manejo ambiental de los vertimientos de contaminantes en los ecosistemas acuáticos (Beg & Ali, 2008). Debido a que los compuestos orgánicos son contaminantes con concentraciones en el orden de trazas (ng/L), se hace necesaria la utilización de métodos que permitan la acumulación de compuestos hidrofóbicos en soportes para su posterior evaluación.

Las membranas semipermeables (SPMD), son dispositivos que permiten un muestreo pasivo in situ, las cuales contienen en su interior Trioleína, cuyo carácter lipofílico, permite el análisis de contaminantes orgánicos persistentes (POPs) u otros contaminantes orgánicos hidrofóbicos con el coeficiente de partición octanol/agua mayor a 3 (log Kow ≥ 3) (Huckins et al., 2006; Narvaez & Molina, 2012). Por ejemplo, entre los compuestos analizados, se encuentran los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH) bifenilos policlorados (PCB), pesticidas organoclorados y contaminantes orgánicos persistentes (POP) (Forsberg et al., 2014); (Karacık et al., 2013) ; (Narvaez, Lopez, & Molina, 2013); (Lohmann et al., 2012).

En este sentido, Johnson et al.,(2000) desarrollaron una metodología que permite integrar el sistema de ensayos de toxicidad aguda Microtox® con extractos dializados de dispositivos de membrana semipermeable (SPMD-TOX) (Johnson et al., 2000). Esta metodología, se fundamenta en la bioluminiscencia natural de la bacteria marina Photobacterium phosphoreum, también conocida como Vibrio fischeri que, en presencia de agentes contaminantes, reduce la bioluminiscencia natural, y por lo tanto, la toxicidad se expresa como concentración efectiva, que reduce más del 50% de la luminiscencia inicial (EC50)(Fernández-piñas et al., 2014);(Onorati & Mecozzi, 2004). El análisis de toxicidad por medio de Microtox®, ha sido aplicado por más de 40 años, ya que es un método rápido, simple y sensible para la evaluación del riesgo por exposición a contaminantes transmitidos a través del agua antibióticos como la amoxicilina y ciprofloxacina; antibacteriales; contaminantes atmosféricos; pesticidas; herbicidas; plantas medicinales; metales pesados como zinc, cobre, plomo, plata y mercurio, cadmio (II) y cromo (VI)(Palma et al., 2010);(Ji et al., 2013);(Grinten, Pikkemaat, & Brandhof, 2010);(Kováts & Horváth, 2016);(Mansour, Abdel-hamid, & Ibrahim, 2015);(Palma et al., 2008);(Gatidou, Stasinakis, & Iatrou, 2014);(Kovats et al., 2011);(Gonçalves et al., 2015);(Fulladosa et al., 2005);(Fulladosa, Murat, & Villaescusa, 2005).

En este estudio, se utilizaron Microtox® y extractos dializados de membranas SPMD desplegadas para conocer las condiciones ambientales de un embalse que suministra agua a la planta de potabilización La Ayurá, que abastece la zona sur del Valle de Aburrá, Colombia.

2. MATERIALES Y MÉTODOS

2.1. Área de estudio

El embalse La Fe tiene un área de 1,73 Km2; se ubica en el municipio de El Retiro en el departamento de Antioquia; Tiene una capacidad de 11.58 millones de m3 y el área de sus tributarios abarca 78 Km2; recibe aguas de las quebradas Las Palmas, San Luis-Boquerón, Espíritu Santo y aportes de los ríos Pantanillo, Piedras y Buey por mecanismo de bombeo (Salazar, 2017). Se encuentra localizado en una zona de alta montaña, de topografía encañonada y es el resultado de dos fases de construcción; la primera, finalizada en 1967; y la segunda debido a una ampliación en 1974 (Florez et al., 2017). Debido a la influencia y meteorización de las rocas del batolito antioqueño los suelos son arcillosos, de color rojo y pardo rojizo, ricos en materia orgánica y nitrógeno total, muy ácidos (pH entre 4.4 y 4.5) y grandes fijadores de fosforo (Arias & Ramirez, 2009). Debido a las actividades agrícolas de la región y a la densificación inmobiliaria, los residuos domésticos y agroindustriales, ingresan de manera directa o indirecta a las quebradas y ríos llegando finalmente al embalse. El embalse La Fe es un importante reservorio de agua para el Valle de Aburrá y abastece agua potable para más de un millón de habitantes.

2.1.1. Trabajo de campo

Se ubicaron las estaciones de monitoreo en las principales cuencas tributarias aportantes al embalse y algunas fueron ubicadas en zonas de transición entre los tributarios y el sistema léntico del embalse (Figura 1, Tabla 1).

Figura 1

Figura 1. Mapa de las estaciones de muestreo en el embalse La Fe, Colombia. Tributario San Luis-Boquerón (TSB), Tributario Palmas-Espíritu Santo (TPE), zona de entrada de las quebradas Palmas y Espíritu Santo al embalse (EES), Torre de captación (EBT), zona de entrada de las quebradas San Luis y Boquerón al embalse (ESB) y zona de entrada al embalse del bombeo del rio Pantanillo (EPA). Fuente: Autores

Tabla 1. Coordenadas de ubicación de las estaciones de muestreo.
Estación

Longitud

Latitud

TSB

N 6° 6’ 16.785’’

O 75° 30’ 13.168’’

TEP

N 6° 6’ 56.107’’

O 75° 30’ 0.422’’

EES

N 6° 6’ 36.813’’

O 75° 29’ 51.075’’

EBT

N 6° 6’ 22.342’’

O 75° 29’ 52.697’’

ESB

N 6° 6’ 16.013’’

O 75° 30’ 4.98’’

EPA

N 6° 5’ 54.353’’

O 75° 29’ 33.385’’

Fuente: Autores

El muestreo se realizó mediante el despliegue de tres membranas tipo SPMD, protegidas de condiciones externas por una canastilla de acero inoxidable, que permite adicionalmente anclar el dispositivo. Estas canastillas se instalaron para las estaciones de tributarios en tuberías perforadas adosadas a estructuras hidráulicas existentes (pilas de puentes o muros laterales), y en las estaciones de embalse se fijaron en boyas que evitan su pérdida, lo que asegura una profundidad adecuada (2m) para garantizar un contacto continuo entre la membrana y el agua durante el tiempo estipulado de muestreo (Narvaez & Molina, 2012). Para este estudio de caso, el tiempo de exposición de las membranas en el cuerpo de agua fue de 21 días durante octubre y noviembre de 2017 y 2018. Además, se muestrearon los sedimentos superficiales (< 5 cm) utilizando una draga Ekman en las seis estaciones el día de despliegue de las membranas SPMD. Los parámetros fisicoquímicos pH, conductividad, temperatura, oxígeno disuelto y turbidez se midieron en un equipo multiparámetrico HANNA 9829.

2.2. Reactivos y estándares

En la extracción y análisis se usaron solventes tales como acetona, hexano y DMSO (Pureza > 99%), marca Sigma-Aldrich. Por otro lado, la solución de reconstitución, cloruro de sodio al 2%, el ajuste osmótico al 22% y el cultivo de la bacteria bioluminiscente Vibrio fischeri se usaron en los ensayos de toxicidad marca Azur Environmental, (Carlsbad, CA). Se usaron las membranas SPMD marca Environmental Sampling Technologies EST-Lab (St. Joseph, MO). Las membranas de polietileno de baja densidad tienen un área superficial aproximada de 450 cm2 y un contenido de 1 mL trioleína (99% de pureza).

2.3 Ensayo de toxicidad utilizando SPMD-TOX.

Desde hace tres décadas, los muestreadores pasivos tipo SPMD se han venido utilizando en el monitoreo de contaminantes orgánicos debido a la posibilidad de integración analítica con las evaluaciones del potencial tóxico de los extractos obtenidos, lo cual no es posible con los métodos de monitoreo puntual (Petty et al., 2000). Para el ensayo de toxicidad SPMD-TOX, se aplicó el protocolo descrito por (Johnson et al., 2000) en el cual las membranas recolectadas se lavaron con un cepillo para retirar la biopelícula y los residuos. Las membranas se almacenaron en papel aluminio y se transportaron al laboratorio del grupo de Investigación GAIA de la Universidad de Antioquia en bolsas selladas, para evitar contaminación cruzada. En el laboratorio, se lavaron las membranas con una solución de HCl al 10% para remover las sales inorgánicas y el biofilm adherido en la superficie, seguido de un lavado con agua desionizada e isopropanol para remover los residuos de agua. Finalmente, las membranas fueron dializadas en hexano durante 24 horas y el extracto hexánico se concentró con nitrógeno hasta obtener 1 mL. La solución obtenida se pasó a través de una columna de fase sólida, la cual fue eluída con acetona y se concentró nuevamente el extracto con dimetilsulfosido (DMSO) (Figura 2). En el extracto reconstituido en DMSO, se procedió midiendo el pH de cada muestra, para establecer el rango óptimo para la medición de los ensayos de Microtox® de soluciones acuosas entre 6.0 – 8.5 (Tabla 2).

Figura 1

Figura 2. Protocolo evaluación de toxicidad utilizando SPMD-TOX. Fuente: (Modificado de Johnson., 2005).

Las muestras se colocaron en cubetas con las bacterias Vibrio fischeri en una solución de reconstitución de 1 mL. Posteriormente, se añadieron 500 µL del diluyente en cada cubeta con 250 µL de ajuste osmótico y luego se transfirieron las muestras a una serie de cubetas preparando cuatro diluciones en serie 1:2 del sobrenadante. Se realizaron réplicas de los controles y las cuatro diluciones. Las muestras y las réplicas se prepararon en las cubetas, luego se transfirieron las bacterias reconstituidas a cada celda y se realizó la medición de la intensidad de luminiscencia con el equipo Microbic Model 500 a tiempos de 0, 5, 15 y 30 minutos, hallando la concentración efectiva al 50% (EC50) y el porcentaje de efecto en la bacteria. Todas las muestras, fueron analizadas por duplicado, usando 4 concentraciones y un control negativo.

Teniendo en cuenta que se utilizan solventes orgánicos en la extracción de los contaminantes, se dificulta la evaluación de la toxicidad de los extractos dializados obtenidos de los SPMD (Koci, Mlejnek, & Kochankova, 2003). Se aplicó Vtox para remediar estas interferencias de los solventes de extracción. Vtox representa el volumen promedio teórico que se necesita para la dilución de los contaminantes y para que se absorban en una membrana durante el promedio de días de exposición, y así obtener una solución con una concentración efectiva EC50 para evaluar la toxicidad (Huckins et al., 2000).

Para esto, se define la ecuación (1):

Ecuaci+on 1(1)

Donde, m es la concentración de membranas extraídas en la mezcla de solventes, expresado como número de membranas semipermeables en mL, en nuestro caso m=3/mL en cada estación; d es el número de días de exposición de las membranas en el cuerpo de agua, en nuestro caso 21 días; EC50 es el 50% de la concentración efectiva del extracto en el organismo a evaluar (mL/L). Debido a esto a todos los valores Vtox se asignan el porcentaje de concentración efectivo entre paréntesis utilizado. Al resolver la ecuación 1, se obtienen los resultados en L/d, para cuestiones prácticas lo convertimos en mL/d utilizando factores de conversión. Un valor alto r de Vtox es un indicativo de contaminación ambiental (Koci et al., 2003).

2.4 Ensayo de toxicidad de sedimentos en Fase sólida (SPT) con Microtox®.

Se secaron los sedimentos recolectados en cada estación a temperatura ambiente (aproximadamente a 25°C) para evitar la evaporación de los compuestos orgánicos semivolatiles (SVOC), tamizados en una malla ASTM # 200, para obtener un tamaño de partícula inferior a 75 µm y luego se almacenaron en bolsas de plástico y se guardaron a una temperatura de -20°C. Posteriormente, se pesó una muestra de 400 mg de sedimento seco y se disolvieron en 1 mL de diluyente, preparando una solución de la bacteria con la solución de reconstitución, y el ajuste osmótico se agitó en un agitador mecánico durante cinco minutos. La muestra se transfirió a una serie de tubos de fase sólida, y se prepararon nueve diluciones en serie 1:2 del sobrenadante, incluidos los controles. Se realizaron dos réplicas de los controles y las 9 diluciones, las muestras y las réplicas se prepararon en los tubos de fase sólida, luego se transfirieron las bacterias reconstituidas a cada tubo de fase sólida y se incubaron las bacterias en el tubo durante 20 minutos. Finalmente, se insertaron en los tubos de fase sólida las columnas de filtros y junto con la solución fueron filtradas las bacterias. Luego, se transfirieron 500 µL de la solución a las cubetas de medición del analizador Microtox® 500 y se obtuvieron lecturas de luminiscencia para generar valores de concentración efectiva EC50 a tiempos de 5, 15 y 30 minutos. De igual forma, todas las muestras fueron analizadas por duplicado.

2.5 Análisis de los datos

Para garantizar la calidad de los datos, se procesaron los resultados en el software estadístico Modern Water Microtox Omni®, versión 4.3, para generar la concentración efectiva EC50 y el porcentaje de efecto, obteniendo los intervalos de confianza (CI) y coeficiente de correlación (R2) de las muestras. Los valores obtenidos, se consideraron como válidos cuando el CI no excede el 30% y R2 se aproxima a uno (Grigson, Cheong, & Way, 2006).

3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

3.1. Parámetros fisicoquímicos

El pH de todas las estaciones tuvo valores entre 6,21 y 8,05, lo cual es característico de cuerpos de agua que se utilizan para el tratamiento y suministro de agua potable, ya que este parámetro es importante en la estabilidad de los compuestos orgánicos (WHO, 1997).
La conductividad eléctrica (CE) mide la concentración de los sólidos disueltos totales y los iones principales. Normalmente, la CE de los cuerpos de agua dulce está en el rango de 10-1000 µS/cm (APHA, 2017). En este estudio, los valores de CE estuvieron en el rango de 26 µS/cm a 87 µS/cm, resaltando que el valor mínimo se encuentra en el tributario SLB donde no se evidencia ninguna actividad antrópica y el valor máximo en el tributario TPE, donde hay presencia de talleres de alfarería, unidades residenciales y vías intermunicipales de alto tráfico vehicular, que posiblemente incrementan la presencia de solidos disueltos e iones. En las demás estaciones dentro del embalse, los valores de conductividad variaron entre 42 µS/cm y 61 µS/cm.

Tabla 2. Parámetros fisicoquímicos del agua en las estaciones de muestreo del Embalse La Fe.

Estación

Parámetro

TSB

TPE

 EES

 EBT

ESB

 EPA

 Media

 D.E

pH

6,21

6,38

6,68

6,77

6,61

8,05

6,78

0,653

T(°C)

16,9

16,5

21,8

18,6

21,5

21,4

19,5

2,42

Conductividad(µS/cm)

26

87

48

61

42

45

51,5

20,7

OD (mg/L)

3,86

5,75

5,02

5,49

5,27

7,52

5,485

1,19

Turbidez (UTN)

13

44

23

23

21

23

24,5

10,3

Tributario San Luis-Boquerón (TSB), Tributario Palmas-Espíritu Santo (TPE), zona de entrada de las quebradas Palmas y Espíritu Santo al embalse (EES), Torre de captación (EBT), zona de entrada de las quebradas San Luis y Boquerón al embalse (ESB) y zona de entrada al embalse del bombeo del rio Pantanillo (EPA).D.E: Desviación estándar. Fuente: Autores

3.2 Evaluación de la toxicidad con SPMD

El protocolo de muestras SPMD-TOX que se desplegaron en el embalse demostró que los valores de Vtox(50) superiores a6,35 mL/d se consideran tóxicos (Johnson, 2005). Ningún valor de las muestras evaluadas en esta investigación sobrepasa este límite; sin embargo, los valores más cercanos correspondieron a la estación TPE en el año 2017 y 2018 , es decir 6,05 mL/d y 3,94 mL/d respectivamente, indican la relación directa entre las actividades antropogénicas y la toxicidad de las muestras tomadas en esta estación (Tabla 3). Se define el limite admisible de 6,35 mL/d, debido a que n=3 y d=21 y reemplazando en la ecuación 1, en donde valores superiores a 2.5 mgSPMD/mL son considerados como tóxicos (Figura 3) (Johnson, 2005).  

Tabla 3. Valores de pH, EC50 y Vtox en todas las estaciones donde se desplegaron las SPMD. Fuente: Autores

Estación-año

pH

EC50

Vtox

R2

TSB-2017

7,48

6,71

2,36

0,9869

TSB-2018

7,28

9,34

1,69

0,9732

ESB-2017

7,74

10,45

1,51

0,9453

ESB-2018

7,83

11,12

1,42

0,9479

EPA-2017

6,99

7,59

2,09

0,9840

EPA-2018

7,11

5,57

2,85

0,9313

EBT-2017

7,18

9,06

1,75

0,9807

EBT-2018

7,40

6,16

2,57

0,9961

EES-2017

7,15

4,31

3,68

0,9975

EES-2018

7,46

6,4

2,48

0,9864

TPE-2017

6,88

2,62

6,05

0,9806

TPE-2018

7,08

4,02

3,94

0,9962

Media
Desviación estándar

7,30
0,292

6,94
2,65

2,70
1,32

---
---

Figura 3

Figura 3. Toxicidad de extractos SPMD en las estaciones de muestreo. Fuente: Autores

Diversas investigaciones han utilizado los extractos de SPMD para la evaluación de toxicidad aguda con diferentes sistemas como el Microtox®, obteniendo resultados representativos de toxicidad que permiten un monitoreo y gestión medioambiental en los sitios de estudio (Sabaliunas et al., 2000). Además, entidades gubernamentales como la United States Geological Survey (USGS) han encontrado en las membranas SPMD una herramienta esencial para el monitoreo de los contaminantes en ríos y lagos, reportando toxicidad elevada en arroyos y ríos de la ciudad de Milwaukee en el año 200 7(USGS, 2014).

3.3 Ensayos de toxicidad en sedimentos

Considerando que diferentes compuestos orgánicos persistentes (Abbas et al., 2018) pueden presentar un efecto inhibitorio a la bacteria Vibrio fischeri, se estableció una clasificación de toxicidad en sedimentos que se expresa en EC50, o porcentaje de efecto (Kwan & Dutka, 1996). Se denominan como tóxicos cuando, en el bioensayo, el EC50 es menor que 5.000 mg/L (EC50 < 0,5%), moderadamente tóxicos entre 5.000 mg/L y 10.000 mg/L (EC50 >0,5≤1%) y no tóxicos mayores que 10.000 mg/L (EC50 >1,0 %)(Beg & Ali, 2008). Al evaluar la toxicidad mediante el sistema Microtox® usando  el protocolo Solid Phase Test (SPT). Los valores de EC50 mayor que 100.000 mg/L se consideran no tóxicos para la bacteria Vibrio fischeri, de tal forma que en las muestras de sedimentos del embalse La Fe en las estaciones correspondientes a los tributarios TSB y TPE tuvieron valores superiores a 10.000 mg/L y calificaron como no tóxicos durante el periodo de estudio (Tabla 3). Para las estaciones en el interior del embalse, los sedimentos resultaron moderadamente tóxicos, con valores EC50 de 5.246 mg/L para EPA y 9.211 mg/L para EBT.

Hay que destacar que en la estación EPA en el 2017 resultó la única estación considerada como tóxica (4.734 mg/L) y, en el año 2018, como moderadamente tóxica (5.246 mg/L). Lo anterior implica una carga contaminante alta en el sedimento proveniente del bombeo del rio Pantanillo (Figura 4). Los resultados en las estaciones no mostraron diferencias significativas entre 2017 y 2018 con excepción de la estación TPE, la cual tuvo mayor toxicidad en 2017. Las demás estaciones estuvieron en el rango de 95% de confianza, y ningún valor de confianza sobrepasó el 30 % lo que garantiza la calidad de los datos (Tabla 4).

Tabla 4. Valores de EC50 y CI en todas las estaciones donde se recolectaron los sedimentos.

Estación/año

EC50 (mg/L)

CI (95% confianza)

R2

Clasificación

Control

10 %

------

---

No Tóxico

Referencia

1734    (0,17 %)

(1576-1967)

0,9862

Tóxico

TSB-OCT/17

68396   (6,83%)

(57458-81414)

0,9836

No tóxico

TSB-OCT/18

50239  (5,02%)

(47428-53217)

0,9954

No tóxico

ESB-OCT/17

7562     (0,76%)

(7001-8168)

0,9929

Moderadamente tóxico

ESB-OCT/18

7669    (0,77%)

(6588-8928)

0,9724

Moderadamente tóxico

EPA-OCT/17

4734    (0,47%)

(4112-5450)

0,9761

Tóxico

EPA-OCT/18

5246    (0,52%)

(4727-5821)

0,9881

Moderadamente tóxico

EBT-OCT/17

16166   (1,62%)

(13743-19017)

0,9723

No tóxico

EBT-OCT/18

9211    (0,92%)

(7690-11104)

0,9574

Moderadamente tóxico

EES-OCT/17

26865    (2,69%)

(25806-27966)

0,9975

No tóxico

EES-OCT/18

30398    (3,04%)

(27061-34146)

0,9864

No tóxico

TPE-OCT/17

13254   (1,33%)

(11667-15058)

0,9806

No tóxico

TPE-OCT/18

58155   (5,82%)

(54941-61558)

0,9962

No tóxico

Media

24824 (2,48%)

 

 

 

D.E

22406 (2,24%)

 

 

 

D.E: Desviación estándar. Fuente: autores

Diversas investigaciones han evaluado ensayos de toxicidad (Jarque et al., 2016) y cinética de contaminantes en sedimentos (Blaha et al., 2009) mediante el método Microtox®, obteniendo resultados significativos que permiten un monitoreo y gestión medioambiental en los sitios de estudio (Burton et al., 2001);(Svenson et al.,  1996). Con el uso de este método se pudo determinar que los sedimentos en el curso alto del rio Lerma (México) y la mayor parte de sus tributarios son muy tóxicos (Carreño et al., 2018), así como la evaluación del riesgo toxicológico de los sedimentos en ríos (Castro-català et al., 2015) y puertos (Mccready et al., 2004) lo que puede conllevar a una gestión ambiental para mejorar las condiciones de este sistema fluvial. En 1997 este método fue utilizado para determinar que el aumento de la influencia de la luz ultravioleta causado por el agujero de la capa de ozono influye en la toxicidad de los contaminantes presentes en los sedimentos y los modifica fotolíticamente afectando la vida marina Antártica (Cleveland et al.,1997).

Figura 4

Figura 4. Toxicidad de sedimentos en las estaciones de muestreo. Fuente: Autores

4. CONCLUSIONES

El sistema de medición de toxicidad con Vibrio fischeri fue eficaz para evaluar contaminantes en las matrices agua y sedimentos.

Este estudio contribuye al monitoreo de la calidad de agua del embalse La Fe, y los resultados de estas evaluaciones sugieren que el agua y los sedimentos no presentan toxicidad, y presentan buenas condiciones, por lo que se minimizan los riesgos en la utilización del agua para su potabilización.

No se observaron variaciones significativas en las mediciones de toxicidad realizadas a las muestras de agua y sedimentos entre 2017 y 2018 a excepción de las muestras de sedimentos de la estación TPE, donde se observó un incremento de la toxicidad en el periodo  2017 - 2018.

Se evidenció potencial toxicidad en sedimentos recolectados en las estaciones de bombeo del río Pantanillo (EPA) y del tributario Palmas - Espíritu Santo (TPE), por lo que se recomienda realizar un estudio más exhaustivo y establecer un programa de monitoreo de la calidad de agua y los sedimentos en esos sitios.

CONTRIBUCIÓN DE LA AUTORÍA

Primer autor: metodología, trabajo de campo y laboratorio, investigación, análisis de datos, conceptualización, escritura – borrador original. Segundo autor: investigación, trabajo de campo, conceptualización, revisión y edición.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecemos al Departamento de Ciencia y Tecnología de Colombia, Colciencias, por el apoyo con la beca doctoral de la convocatoria 727 de 2015, así como a la Empresas Públicas de Medellín (EPM) por facilitar el acceso a sus instalaciones.

LITERATURA CITADA